reseña del libro la magia del orden

Tengo un hashtag #soydoñaorganización y lo uso en mis publicaciones de Instagram cuando hablo sobre este tipo de contenidos o muestro algo nuevo en mi agenda Bullet Journal. He de reconocer que este tema siempre me ha resultado interesante, por eso cuando leí el libro “La magia del orden” de Marie Kondo, sabía que sería una lectura entretenida y no me defraudó, aunque al final no comparta muchas de las propuestas de su método. 

Quizás tú sin saberlo o sin haber leído el libro ya estés aplicando muchos de los consejos que esta gurú de la organización y el orden ha dado. Hay infinidad de tutoriales en vídeo, fotos, artículos periodísticos y blogs de moda, tendencias u hogar que hablan del tema. Hay que reconocer que gracias a Marie Kondo, este tema por fin ha calado en la sociedad y cuestiones como el orden, la rutina y la organización, están dejando de tener ese sabor amargo y pesado y se han convertido en una aventura simpática. En magia.

Durante la lectura del libro vas descubriendo las herramientas que necesitas para ordenar tu casa y tu vida. Se podría decir que te impulsa a botar cosas, a vivir con poco y a rodearte de lo que te hace feliz. Una fórmula sencilla con la que se logra vivir en un entorno armonioso, limpio y ordenado que no solo se extiende a tu hogar sino que transforma tu mente y tu vida en general.

El libro, el método KonMari y la autora

Marie Kondo la autora del libro La magia del orden, es una experta japonesa en organización que ha hecho del orden un estilo de vida. Su método combina el feng shui y el coaching inspiracional

Ella vive en Estados Unidos y gran parte de su método está inspirado en el consumismo del país americano que impulsa a comprar aunque, todo hay que decirlo, el desorden no tiene nacionalidad ni frontera. 

En la actualidad está entre las cien personas más influyentes del mundo y a pesar de que el libro tiene ya casi 10 años desde que se publicó por primera vez (cinco, la versión en español), sigue siendo un best seller, traducido en más de treinta y cinco idiomas e impulsado en gran parte por su programa de televisión Tidying with Marie Kondo que aún se puede ver en Netflix.

La magia del orden consta de cinco capítulos. El primero lleva al lector ha hacerse un análisis personal del por qué muchos no pueden mantener el orden en casa; los capítulos dos, tres y cuatro, son la propuesta directa del método KonMari, un paso a paso que te lleva a desechar, organizar y ordenar para que finalmente llegues a la magia de la organización que transforma no solo tu espacio, desde un simple cajón o gaveta, sino que la llevas a vida en general y que se explica en el último capítulo. 

Mis 8 consideraciones sobre el libro

Las 4 cosas que me gustaron

1. Aprendes a ordenar por categorías no por lugar. Cuando decidas ordenar tu ropa, ordenarás toda la ropa que tengas, no la que tienes en solo en un armario por ejemplo. 

2. A rodearte solo de las cosas que te proporcionen felicidad. Ella sugiere que si algo no lo has usado en tres años, ya no lo usaras más, por tanto no vale la pena que siga ocupando un espacio innecesario en tu casa. Este punto va estupendo para la ropa, los papeles y muchas cosas que entran en la categoría de Komono (artículos varios que tenemos porque sí).

3. Hay cinco categorías de organización sugeridas en este método: ropa, libros, papeles, komono, regalos y fotos. Dentro de cada una hay otras subsecciones, que deberás incluir al decidir comenzar con este método de orden. 

4. Después de desechar lo que ya no se queda contigo, hay que guardar y en su libro ella te explica como hacerlo. Las cajas, la forma de doblar la ropa y la estructura vertical del almacenamiento, son estrategias del orden que sugiere el método. 

Las 4 cosas que no me gustaron

1. En muchos países no valen los documentos digitales y las facturas, recibos o contratos hay que conservarlos en papel, por tanto no se puede aplicar a rajatabla lo que el método dice sobre esta categoría.

2. Para quienes como yo tenemos por hobbie el scrap, aunque vale cualquier pasatiempo, solemos tener muchas cosas almacenadas, llámese cartones, papeles variados, herramientas, accesorios o tintas y aunque no se usen frecuentemente no voy a deshacerme de ellos. Por tanto al hacer este ejercicio hay que aplicar cierto sentido común y no como único criterio el tiempo de uso ni porque Marie Kondo lo dice.

3. Estados Unidos es otro mundo. Muchas de las sugerencias de Marie Kondo están pensadas para los habitantes de Estados Unidos que tiene otro nivel de consumo diferente al de los países europeos o latinoamericanos. No todas las personas de éstos países pueden comprar y almacenar por ejemplo 500 tupers.

4. ¡Y los libros! Ayyyy los libros… Esta es la parte que menos me gustó. Soy incapaz de botar un libro, romperlo o arrancarle páginas, mucho menos veo mi vida reducida a treinta libros. Con el confinamiento políticos, periodistas y tertulianos han hecho transmisiones para televisión desde su casa teniendo como fondo una amplia estantería con libros.  ¿Te los imaginas una pared y una estantería con solo treinta libros? Yo no destruyo un libro y la sola idea de hacerlo me da escalofrío.

Mis 10 frases a modo de inspiración

“El éxito depende en un 90 por ciento de lo que hay en nuestra cabeza. A excepción de los pocos afortunados que son organizados por naturaleza, si no nos ocupamos de este aspecto, el rebote será inevitable”.
“La gente no cambia hábitos si primero no cambia su manera de pensar. ¡Y eso no es fácil!”
“La organización produce resultados visibles y nunca miente. El mayor secreto del éxito es este: si organizas todo de un tirón, y no poco a poco, podrás cambiar tu mentalidad drásticamente”.
“Cuando tu habitación está limpia y organizada, no te queda más opción que examinar tu estado interior”.
“La mejor manera de elegir qué guardar y qué desechar es sostener cada objeto en la mano y preguntarte: “¿Esto me hace feliz?”. Si es así ¡, consérvalo. Si no deséchalo.”
“La organización es un diálogo con uno mismo”.
“Poner tu casa en orden es la magia que era una vida vibrante y feliz.”
“El almacenamiento debe reducir el esfuerzo que se requiere para para guardar las cosas, no el esfuerzo que se requiere para sacarlas”.
“La necesidad de señalar el desorden ajeno suele ser una señal de que estás descuidando el orden de tu propio espacio. Por eso debes empezar por eliminar tus propias cosas”.
“La mejor manera de descubrir lo que realmente necesitamos es deshacernos de lo que no necesitamos”. 

Como píldora de inspiración te comparto uno de los cientos de vídeos publicados por Marie Kondo. En este vídeo ella explica como doblar una camiseta con manga y con tirantes y un par de calcetines.

Hasta aquí mi post de hoy. Si tienes alguna pregunta o quieres compartir tu experiencia sobre la lectura del libro y de este método de organización, puedes dejarlo en los comentario del post, me encantará leerte. 

Por si te interesa también puedes leer:

Mi reseña del libro El método Bullet Journal